ANILLO ATLANTE PLATA de ley ( fabricado en España )

Editions Dangles, 1984, lo siguiente: «una rejilla que no deja pasar nada».

Un estudio del llamado anillo atlante, según las reglas de la investigación formológica, permite afirmar que este instrumento emite radiaciones neutralizantes, necesarias y suficientes, para cumplir el seudo-milagro de conseguir la inmunidad vibratoria que regula el destino del ser humano.

More details

AATLANTE
New product

24,90 €

inkl. MwSt.
Versand: 5 bis 8 Tage

- +

 
More info

Proporciona «un equilibrio y una protección absolutas» y que constituye una barrera eficaz contra «toda clase de ataque astral». Se puede usar en cualquier dedo de la mano o llevarlo como un colgante; otra forma es mantenerlo en casa colocado en un cuarto o habitación donde se haga vida común.

Breve Historia:
El 5 de noviembre de 1.922, en el Valle de los Reyes, un explorador y arqueólogo inglés, Howard Cárter, encontraba la más famosa tumba real, la del faraón Tutankamon, el llamado «faraón niño». El día 24 del mismo mes y año, Cárter y su patrocinador, el noble inglés Lord Carnavon, llegan frente a la puerta sellada en donde aparecía un nombre hoy mundialmente conocido: TUTANKAMON.

A la entrada de la tumba los sacerdotes egipcios habían dejado esta inscripción: «la muerte rozará con sus alas a quien toque al faraón». En otras palabras, se había consagrado una protección psíquica para castigar a los violadores de la paz del faraón, la llamada «maldición del faraón». 

El 6 de abril de 1923 muere, en el Hotel Continental del Cairo, sin poder reconocer a su hijo, Lord Carnavon. La causa de su muerte: una enfermedad desconocida. Así se iniciaron una serie de decesos, cuyas víc-timas fueron personas que estuvieron relacionadas con el descubrimiento de la famosa tumba. A Lord Carnavon no tardaron en seguirlo al otro mundo, su hermano, su secretaria, el ayudante de Cárter, tres colabora-dores más,

hasta completar un total de ventitrés víctimas.

El 19 de diciembre de 1966, crece la lista fatídica con el nombre de Mohammed Ibrahim, director del Museo de Antigüedades Egipcias. Acababa de firmar un convenio con diplomáticos y funcionarios franceses para que el tesoro de Tutankamon fuera exhibido en París, en Le Petit Palais. Al pasar la calle lo atrepella un automóvil y muere días más tarde. 

En febrero de 1972, su sucesor, Gamal Mehrez, firma otro convenio para llevar nuevamente el tesoro de Tutankamon fuera de Egipto, esta Vez a Londres. Sufre un derrame cerebral y muere.

La única persona que sobrevivió a esta racha de extrañas muertes fue, precisamente, el más «culpable», Howard Cárter, quien falleció en su cama, el día 2 de  marzo de 1939, casi 17 años después de haber profanado la tumba de Tutankamon.

¿Qué protección especial tuvo Cárter? La respuesta ha sido dada por Roger de Lafforest (L'art et la science de la chance. Editorial Robert Laffont, 1968), así: un diplomático belga, destinado  en el Cairo antes de la guerra, y que fue amigo de Cárter supo, por boca del mismo Cárter, que él estaba en posesión de una coraza definitiva contra todas las desgracias que los más poderosos magos o brujas pudieran desearle. Tan excepcional protección la había encontrado Cárter en una de las tumbas del Valle de los Reyes, al principio de su carrera como egiptólogo. Se trataba de la tumba de un sacerdote llamado Jua, donde los cuerpos de éste y de su esposa habían aparecido en perfecto estado de conservación.

Esta historia le fue referida a Roger de Lafforest por el diplomático belga amigo de Cárter.

Un anillo igual, hecho de gres de Assuan, fue llevado a Francia en 1860, por el famoso egiptólogo marqués de Agraín, abuelo de la esposa del barón André de Belizal, en cuya casa tuvo ocación Roger de Lafforest de estudiarlo detalladamente y de comprobar sus propiedades, mediente experiencias repetidas.

Sobre al anillo dice el autor que se acaba de mencionar: 

«Las propiedades de este anillo son extraordinarias, en tres campos: protección, curación e intuición. También sobre las excepcionales cualidades de este anillo habla el autor Jacques la Maya, en su excelente libro «La Medicine de L'habitat».

30 other products in the same category:

Customers who bought this product also bought:

No products

To be determined Shipping
0,00 € Tax
0,00 € Total

Prices are tax included

Check out